Haciendo un sillón pequeño con una llanta

Hoy en día, todos debemos de tener una conciencia verde de tal manera reutilizar las cosas que ya no se utilizarán; para éste ejemplo, vamos a hablar de una llanta. Las llantas de los vehículos tienen su vida útil (como todas las cosas que compramos…), pero en lugar de botarlas una vez ya están gastadas, podemos hacer un sillón individual y aprovechar éste insumo que pensábamos que era inútil.

 

¿Qué más necesitamos?

Además de la llanta…

  • Soga gruesa
  • Pegamento en aerosol
  • Pegamento para madera
  • Madera
  • Espuma o algodón
  • Tela
  • Engrapadora

La mayoría de los demás productos mencionados los podemos encontrar en ferreterías, tiendas de telas y madererías. En el caso de la soga, podemos encontrarla por Internet para encontrar el color que más nos guste.

 

El procedimiento

  • Se debe lavar muy bien la llanta y dejarla secar.
  • Cortamos la madera un poco más grande del orificio de la llanta.
  • Rociamos una capa del pegamento en aerosol a la llanta y dejamos que se seque un poco.
  • Enredar la cuerda empezando desde las orillas del orificio de la llanta e ir haciendo una espiral.
  • Rociar otra capa de pegamento en aerosol en los costados de la llanta y seguir enredando la cuerda hasta llegar hasta donde no se alcance a ver el hule de la misma en la parte inferior.
  • Con la madera, en la superficie, ponemos pegamento y colocamos la espuma o algodón en encima.
  • Luego colocamos la tela encima, distribuimos bien la espuma o algodón y engrapamos la parte de abajo la tela a la madera, con unos 5 cms extra para hacer dobleses.
  • Ponemos el pegamento para madera en las orillas de la parte inferior de la misma y la colocamos encima del orificio de la llanta.

A continuación, un ejemplo del procedimiento y el producto final:

¡Saludos!

Publicado en Anuncios públicos y etiquetado , , , .

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *